Saltar al contenido
Rugido Pincha

«ES HERMOSO COMPARTIR ESTE DEPORTE ENTRE HERMANAS»

FutbolFemenino-hermanas-Bonnot

Frente a Villa San Carlos, las hermanas gemelas Berenice y Fiorella Bonnot compartieron por primera vez el equipo titular de Estudiantes.

Estudiantes ya tiene la mente puesta en Independiente, próximo rival en la Zona Permanencia. Sin embargo, el empate ante Villa San Carlos dejó como hecho más destacado, la primera presentación de las hermanas gemelas Bonnot (16 años) juntas desde el once inicial. Berenice es delantera, aunque puede jugar en el mediocampo, mientras que Fiorella es volante y puede desempeñarse como lateral.

Ya habían debutado en Primera, aunque ante la Villa significó un momento especial para las hermanas que arribaron al Pincha en 2018. «Fue muy lindo, es la primera vez que compartimos cancha con ella (Fiorella) dentro de este club. Es lo más», remarcó Berenice. «Nos conectamos, obviamente hay discusiones pero son para alentar, nunca para tirar para abajo», destacó Fiorella.

«Es hermoso compartir este deporte entre hermanas, cualquiera quisiera tener una gemela en el mismo equipo. Es totalmente distinto» agregaron las jóvenes futbolistas.

Por un momento, el empate quedó en un segundo plano aunque también lo analizaron: «estuvo muy peleado, hubo más chances de gol que no se aprovecharon. En el vestuario hablamos, teníamos que estar todas unidas», reconoció Fiorella. «Después de la charla técnica, nos pudimos entender más y le pusimos más garra», complementó su hermana.

Cuando la primera rueda está llegando a su fin, Estudiantes se ubica cuarto con 8 puntos, por lo que estaría logrando la permanencia. «Estamos teniendo muchas bajas pero con lo que podemos, tratamos de salir adelante. No queremos descender, no se pudo llevar los tres puntos pero nos llevamos uno. Eso es lo importante».

Las gemelas Bonnot comparten equipo desde 2016: «Estuvimos en la Liga de LFPA con AMEBS». Luego pasaron por la Selección de LIFIPA y unos meses en Argentino Juvenil. Integraron la Reserva de Villa San Carlos hasta llegar a Pincha en agosto del año pasado.

«Siempre era mucho juego de pared, levantaba la cabeza y la buscaba, porque sabía que llegaba a mis centros. O ella venía, hacia al diagonal y me tiraba el pase. Una le cubre la espalda a la otra», rememora Fiorella.

«La verdad que no hay rivalidad entre nosotros» afirman. «Antes sí, cuando contábamos los goles en la Liga Amateur Platense, había un gol de diferencia nada más. Tratamos de jugar en grupo, después si hay alguna individualidad, mejor. Son cosas que se dan».

Otro factor importante, es el apoyo que reciben de la familia: «apoyando en una parte» destaca Bere entre risas. «Mi viejo siempre está en la cancha, entrenamientos, partidos, acá o en Buenos Aires. Fiore también se suma: «Nos sigue a todos lados, mamá vino un par de veces y perdimos (risas)».

Pensando en la que viene: «Vamos a entrenar todos los días porque es fundamental, sabemos que tenemos que conocernos entre todas. Estamos luchando por tener la titularidad con las chicas. Estamos mejor que el año pasado, cambió todo, tanto de cuerpo técnico como la mentalidad».

Las metas para lo que resta del año, la permanencia y mejorar desde lo individual. «Se que me falta un montón, es el equipo en Primera, es más competitivo y a veces te frustras pero hay que seguir dando el cien por ciento», resaltó Berenice.

«Hay que mejorar, tengo errores. Pero se que voy a aprender con mis compañeras, me ayudan, el cuerpo técnico también. Estamos todas juntas en este momento, vivimos cada partido como una final», exclamó Fiorella.

Sobre el final, un deseo para la Selección Argentina Femenina en un año mundialista. «Es un equipo en formación, le falta entrenamiento. Pero es un paso gigante y que ganemos sería otro paso enorme. Si llegamos más lejos que el masculino (llegó a Octavos), nos podrían tener más en cuenta. Estaria lindo»,concluyeron.

Facebook Comments