Saltar al contenido
Rugido Pincha

«JUGAR EN ESTUDIANTES ES LO MÁS LINDO QUE HAY»

FutbolFemenino-ESTUDIANTES

El equipo Sub 17 de Estudiantes vivió una tarde histórica al disputar el preliminar ante Atlanta en City Bell. Con el testimonio de la jugadora Milagros Vilugron repasamos la jornada y el proyecto en el cual se viene trabajando desde 2018. 

Hace unos años atrás era imposible pensar en la posibilidad de que Estudiantes contará con dos planteles de fútbol femenino y en el 2019 no solo se cumplió sino que se marcó un precedente con la posibilidad de jugar dos partidos el mismo día. A la Sub 17 le llegó la oportunidad de disputar un amistoso previo al duelo de Primera División por primera vez.

El plantel lo conforman 27 jugadoras y si bien solo 18 pudieron jugar, cada una lo sintió de una manera especial.  «Estamos muy unidas como grupo. Yo soy de las primeras que vino y con las nuevas igual, no apartamos a nadie. Para nosotros es un orgullo poder estar con Javi (Galati), Juan (Bianchi) y Roxana dando todo», destacó Milagros Vilugron.

Para la defensora no fue un domingo más: su fanatismo por el Pincha la llevó a disfrutar el partido ante las Bohemias con mucha adrenalina. «Entrar a la cancha fue lo más lindo, poder dejar todo, hacerlo con hinchada y jugar con las compañeras que querés es lo mejor». Milagros disputó la segunda parte del encuentro que finalizó 1-1 y se jugó en la cancha número 2 de City Bell.

El proyecto de la Sub 17 nació a mediados del 2018 de la mano de Roxana Vallejos. La ex jugadora de Estudiantes y Selección Argentina, comenzó con el armado del equipo, abriendo caminos con encuentros amistosos. Ante Atlanta fue el octavo en la lista, ya que anteriormente pasaron Alumni de Los Hornos (dos veces), Asociación Iris, Estrella de Berisso, Villa San Carlos, Gigantes de Río Negro y Argentino Juvenil.

A lo largo de la ruta de trabajo se fueron sumando Javier Galati como entrenador asistente, Juan Bianchi como preparador físico y en la parte de la logística, Joaquín Latreite. También colaboran la coordinadora Bettina Stagñares y Gabriel Baamonde que se encarga de la organización de los espacios para poder llevar a cabo los entrenamientos.

Para el equipo juvenil del Pincha fue la tercera ocasión de jugar en casa pero la del domingo fue particular. La llegada al predio, el almuerzo previo y la salida a la cancha quedará en la memoria de las jugadoras. Milagros Vilugron resumió en su testimonio lo que representa vestir la camiseta albirroja: «Fue muy lindo por que jugamos de local. Poder jugar en Estudiantes es lo más lindo que hay. Yo dí todo para poder quedar en el club y no cualquiera lo puede hacer. Todas tuvimos la suerte de que pasara y no es casualidad». 

El partido del domingo se dividió en dos tiempos de 25 minutos y formaron parte del mismo las siguientes jugadoras: Malena Gutiérrez, Gladia Barrios, Candela Barrios, Nadia Barrios, Pilar Cassasa, Milagros Vilugron, Noelia Orsini, Ailen López, Erika Perez, Laura Andrade Macias, Priscila Angeli, Rocío Uviedo, Magalí Cáceres, Martina Tonelli, Juana Porta, Dalila Iturrieta, Yamila Levandosky y Marianela González.

Lo  vivido el domingo sienta otro precedente en el fútbol femenino pincharrata: para la disciplina no quedará más que trabajar en silencio, con humildad y compromiso tal como lo establece la historia de Estudiantes. La estructura ya está armada; ahora solo queda continuar dando pasos en este nuevo camino que acaba de nacer.

Facebook Comments