Saltar al contenido
Rugido Pincha

La desorganización fue protagonista

Estudiantes debutaba en la Súper Liga Metropolitana frente a Boca y cuando igualaban 28-28, Mariangeles Cossar sufrió la fractura y luxación de su codo derecho. Ante la ausencia de la ambulancia, el partido fue suspendido y continuará mañana a las 12.00. La falta de organización fue protagonista una vez más.
El equipo femenino de Estudiantes visitaba el Polideportivo de Gimnasia y Esgrima de Ituzaingó, escenario elegido por la Federación Metropolitana de Vóleibol como sede del torneo. En frente estaba Boca Juniors, uno de los favoritos a levantar la copa y las albirrojas iban por el gran golpe.
Pero el comienzo del partido no sería bueno para el Pincha, ya que rápidamente se encontró con un adverso 3-8. El equipo de Andrés González se acomodó en cancha y fue por la remontada con Aylín Pereyra y María Serantes, siendo las jugadoras más relevantes. 
Con la rotación, Estudiantes fue descontando y aprovechando los errores de Boca, mientras que Milagros Fernández, anotaba un estupendo saque para el 21-22. Micaela Tassara convirtió el 23-23 y ambos equipos tuvieron punto para set. Sin embargo, la fatalidad se iba hacer presente, exponiendo la desorganización del torneo.
Cuando igualaban 28-28, Cossar sufrió una grave lesión en su codo derecho tras defender una pelota y la jugada continuó hasta el pedido de auxilio de la jugadora. La situación era de mucha gravedad y se solicitó la atención médica. Pero no había ambulancia y ante la deseperación del plantel de Boca, el «DT» Allona consultó por la presencia de un kinesiólogo, mientras esperaban la llegada de una ambulancia. 
Fueron 20 minutos eternos en donde sólo se escuchaba los gritos de dolor de la lesionada, que fue llevada al hospital en la unidad móvil. El partido fue suspendido por el árbitro Diego David con el aval de ambas capitanas, que se unieron junto con la de Vélez, para firmar un reclamo debido a la ausencia de la ambulancia y a las pocas garantías que brindó la FMV en este torneo.
Más tarde se confirmó lo peor: Cossar sufrió la fractura y luxaciónde su codo derecho, algo que la marginará de las canchas por lo que resta del año y más. Paradójicamente, en el partido inaugural entre Hacoaj y Gimnasia, una jugadora sufrió un golpe en el rostro y no pudo recibir una atención medica adecuada. La desorganización del torneo (queda excluido el club GEI) quedó desnuda a la vista de todos frente a una desgracia.
Si bien no fue el único problema, la falta de servicio médico fue el más grave. Por otro lado, la atención a la prensa no de las mejores teniendo en cuenta que se trata de un torneo donde hay invitados internacionales como Minas Tenis y la Selección de Uruguay. Periodistas que cubrían el primer encuentro, debieron «mudarse» a las tribunas en plena transmisión radial.
A todo esto, el partido continuará este domingo a las 12.00: Estudiantes debía enfrentar a San Lorenzo desde las 14.00 pero ante esta modificación, se disputará a  partir de las 16.00 en Ituzaingó.

Facebook Comments